Investigadores de la URV, Hospital Universitario Sant Joan de Reus y del IISPV, lideran un ensayo clínico en Fase II, en colaboración con la empresa biotecnológica de Nueva Jersey BioAegis Therapeutics. El estudio empezó este agosto y se encuentra en un estado avanzado de reclutamiento.

 

El ensayo busca comprobar a los posibles efectos de restituir los niveles de la proteína Gelsolina para mejorar la respuesta a las infecciones como la de la Covid-19. La Gelsolina es una proteína presente en el cuerpo humano que, de manera natural, participa en el control de la reacción inflamatoria. Se conoce como el "regulador maestro de la inflamación". Tiene, por tanto, capacidad de regular la respuesta inflamatoria hiperactiva, muchas veces responsable de provocar daños pulmonares y la muerte en pacientes con Covid-19. Estudios recientes demuestran la capacidad de esta proteína para tratar infecciones, incluso aquellas resistentes a los antibióticos.

Los investigadores de Reus ya habían estudiado el comportamiento de esta proteína en otros pacientes para analizar su respuesta a enfermedades autoinmunes. Ante los buenos resultados obtenidos hasta entonces, se pusieron en contacto con los investigadores americanos de la biotecnológica BioAegis implicados en estudios similares y con quien decidieron diseñar este estudio. El ensayo está en Fase II, aleatorizado, a doble ciego, es decir, ni los pacientes ni los investigadores saben quién pertenece al grupo de control y quién al grupo experimental. Se lleva a cabo principalmente con pacientes del Hospital Sant Joan de Reus, desde donde se coordina el trabajo, a pesar de que recientemente se han incorporado del Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII.

La investigación para evaluar la eficacia de la Gelsolina en pacientes hospitalizados por Covid-19 la lideran la investigadora Sandra Parra y el investigador Antoni Castro, con la participación actual también los doctores Teresa Auguet y Miguel Angel López Dupla, y actualmente se encuentra en una fase avanzada de reclutamiento. Una vez termine esta fase, si los resultados son los esperados, se diseñará el correspondiente estudio Fase III con gran volumen de pacientes con diferentes tipos de neumonía. Al final se pretende llegar a obtener tener un tratamiento que pueda administrarse a los pacientes con Covid-19 en un primer estadio de la enfermedad o que tengan otras neumonías para evitar las complicaciones pulmonares que tanto negativamente afectan el pronóstico de la enfermedad.