El actual número de pacientes con cuidados intensivos en los hospitales del Camp de Tarragona y de las Terres de l'Ebre hace imprescindible frenar el ritmo de contagios.

 

La bajada significativa del riesgo de rebrote que se vive en la provincia de Tarragona no esconde una situación muy complicada en los hospitales y centros sanitarios de toda la provincia de Tarragona. Por ejemplo, en las Terres de l'Ebre, donde el riesgo de rebrote se sitúa en 410, la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Tortosa Verge de la Cinta, ha cuadruplicado su capacidad. En la región sanitaria del Camp de Tarragona el riesgo de rebrote se sitúa en 566.

Este extremo lleva al COMT a pedir mayores esfuerzos a las instituciones y la ciudadanía con el fin de evitar la propagación del coronavirus de forma urgente. El esfuerzo asistencial por parte de los profesionales es ingente, pero de nada sirve si como sociedad, no somos capaces de frenar la propagación del virus.

Tal y como sucedió en la primera ola y para atender a los pacientes críticos, los hospitales han tenido que habilitar varias zonas específicas en espacios como quirófanos, paritorios o salas de endoscopia. Además, parte de la actividad quirúrgica y de las consultas externas que realizan han quedado suspendidas y médicos de diversas especializados han tenido que integrar los equipos de atención a los enfermos con Covid.

El manejo de los pacientes con patología Covid grave es complejo. Estos pacientes se mantienen completamente sedados, con coma inducido, para permitir que los respiraderos trabajen de manera adecuada. Son pacientes que requieren de cambios posturales frecuentes y, a menudo, se deben colocar boca abajo con el fin de mejorar la oxigenación. Estos cambios se realizan con medidas estrictas de seguridad que intentan proteger a los profesionales de posibles contagios. A este hecho, hay que sumar que los equipos de protección individuales incrementan la complejidad y el esfuerzo que deben hacer los profesionales en la atención que prestan a los enfermos Covid.

De momento, los casos confirmados acumulados desde el inicio de la pandemia ya supera los 23.000 (Terres de l'Ebre 4.785 y Camp de Tarragona 18.515). Ante estas cifras, de las medidas conocidas, la más efectiva es evitar el contacto social.

 

El COMT solicita a la ciudadanía que haga un ejercicio de responsabilidad y sobre todo de solidaridad

Solidaridad con nuestros mayores para protegerlos de una infección que a menudo resulta mortal, solidaridad con las personas que sufren enfermedades crónicas que agravan la evolución de la Covid, solidaridad con los médicos, las médicas y demás profesionales sanitarios que trabajan incansablemente para ofrecer el mejor de ellos mismos.

 

El COMT hace un llamamiento a las Administraciones para obtener complicidad y ayuda

Complicidad para explicar de manera comprensible el alcance real de crisis sanitaria, ya que los mensajes deben ser directos, claros y explícitos.
Es imprescindible avanzar juntos y hay que entender que nuestro esfuerzo será inútil si, entre todas y todos, no conseguimos detener la propagación del virus.

* Los datos que aparecen reflejadas en el documento son a fecha del 12 de noviembre de 2020. https://dadescovid.cat/?tipus=regio&codi=62&id_html=ambit_4